Consejos para contratar mudanzas

Cómo afrontar el proceso de mudanza

Primeramente, debes estimar en cuánto te saldrá el proceso de mudanza, para ello debes solicitar unos tres o cuatros presupuestos a distintas empresas. Elige aquella empresa de mudanza que te ofrezca mejor relación precio-calidad en función de los materiales, el personal y las condiciones que te ofrecen en el servicio de traslados. Eso sí, antes de pedir un presupuesto presencial, encárgate de desechar todas aquellas cosas que no usas y no quieres llevar a ocupar espacio en tu nuevo hogar, para que no sean incluidas en el presupuesto.

¿Qué empresas de mudanzas elijo?

Aunque en el párrafo previo ya se dio un abre boca de la repuesta de esta pregunta, hay otras cosas que considerar en la elección final de la empresa que se encargará de realizar la mudanza de tu hogar. Para asegurarte que todos los procesos legales se realicen sin incumplir ni pasar por alto ninguna norma. De esa misma forma te aseguras que la empresa cumplirá con el mínimo estándar de calidad estipulado por la organización a la que está afiliada. Por otra parte, con una elección como esa evadirá por completo los servicios de mudanzas de empresas piratas de reputación dudosa y de antecedentes ignotos.

Otra recomendación sería revisar bien y leer las letras pequeñas de los presupuestos que te da la empresa que deseas contratar. Muchas veces incluyen franquicias por siniestro que sólo están allí para hacer gastar más de lo debido al cliente y no pagar por los objetos rotos o dañados.

Siempre estipule la fecha de la mudanza con una semana, como mínimo, de anticipación para que la empresa de mudanza contratada pueda cuadrar los aspectos logísticos necesarios y ejecutar la mudanza en el plazo acordado. Evite realizar mudanzas en verano o a finales de mes; son las fechas más congestionadas y la empresa podrá no tener disponibilidad para usted, salvo que lo solicite con 20 o 15 días de antelación.

Deja un comentario